manifestación metal
manifestación metal

El preacuerdo del metal establece una subida salarial del 2% vinculada al IPC para 2021, 2022 y 2023

El preacuerdo del metal establece una subida salarial del 2% vinculada al IPC para 2021, 2022 y 2023

Al término de la maratoniana negociación (la cuarta desde el inicio de la huelga indefinida en el sector auxiliar del metal en la provincia), los sindicatos se han reunido en la madrugada de este jueves en la sede de UGT de San Roque con los delegados sindicales del sector, al objeto de trasladarles y explicarles el contenido del preacuerdo alcanzado con la patronal.

 

 

Tras esta asamblea, los delegados trasladarán hoy lo acordado a sus trabajadores, al objeto de ratificar los acuerdos. De no ser así, la huelga continuaría y, con ella, la exigencia de una nueva negociación.

El preacuerdo establece las bases para un nuevo convenio colectivo con un ámbito temporal de vigencia desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023 y en el que se pactará una ultraactividad ampliada de dos años desde su vencimiento.

Las partes han acordado la constitución de una comisión para el control y seguimiento del preacuerdo y la vigilancia de las cuestiones referidas a la eventualidad y, en particular, el control horario, las horas extra y el abono de los atrasos. Esta comisión estará integrada por ocho personas, cuatro por la parte empresarial y cuatro por la parte social (dos de UGT y dos de CCOO), con invitación a participar en sus reuniones a representantes de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social; Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo; Tesorería General de la Seguridad Social y Servicio Público de Empleo Estatal. La comisión se reunirá cada tres meses para abordar los asuntos que conformen en cada caso el orden del día.

Las partes también ha acordado iniciar el proceso negociador del siguiente convenio colectivo a partir de septiembre de 2022, al tiempo que se acuerda cambiar la denominación del convenio al de Industria del Metal de la provincia de Cádiz.

En lo relativo a los incrementos salariales pactados, las partes han acordado para el año 2021 un incremento fijo a tablas del 2% con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2021. Estos atrasos que se generan se abonarán entre noviembre y diciembre de 2021. Una vez conocido el IPC real del año 2021, si superase el 2%, se actualizarán las tablas salariales con el 80% de la diferencia entre el IPC real mencionado y el 2%, sin que esta actualización genere atrasos de 2021.

Para 2022, se ha pactado un incremento fijo a tablas del 2%. Una vez conocido el IPC real del año 2022, si superase el 2% se actualizarán las tablas salariales con el 80% de la diferencia ente el IPC mencionado y el 2%. La cantidad resultante de los dos puntos anteriores se aplicarán en el mes que se conozca el IPC real de 2022, con efectos retroactivos al 1 de enero de 2022.

Para 2023, se ha pactado un incremento fijo a tablas del 2%. Una vez conocido el IPC real de 2023, si superase el 2%, se actualizarán las tablas salariales con el 80% de diferencia entre el IPC real mencionado y el 2%. La cantidad resultante de los dos puntos anteriores se aplicarán en el mes que se conozca el IPC real de 2023, con efectos retroactivos al 1 de enero de 2023.

Una vez conocido el IPC real de los años 2021, 2022 y 2023, si existiera alguna diferencia respecto a las subidas aplicadas en total hasta ese momento recogidas en el preacuerdo, dicha diferencia se incrementará a tablas el 1 de enero de 2024, como base del siguiente convenio colectivo, sin que este incremento a tablas genere ningún tipo de atraso.

Respecto al personal eventual, para 2022 y 2023, las empresas tratarán de abonar a cuenta el 2% garantizado desde el mes de enero de cada año y en cualquier caso siempre a la terminación o liquidación de su contrato, sin necesidad de esperar a la finalización del año natural.

A la firma del preacuerdo, los sindicatos han expresado su agradecimiento al Consejo Andaluz de Relaciones Laborales y a la Consejería de Empleo por la mediación para llevar la negociación a buen puerto.

 

El preacuerdo del metal establece una subida salarial del 2% vinculada al IPC para 2021, 2022 y 2023