frontera del tarajal
frontera del tarajal

Marruecos defiende que el cierre de las fronteras con Ceuta y Melilla se debe a razones sanitarias

Marruecos defiende que el cierre de las fronteras con Ceuta y Melilla se debe a razones sanitarias
El Gobierno de Marruecos vinculó hoy el cierre para pasajeros, decretado hace dos años, de las dos fronteras terrestres con las ciudades españolas de Ceuta y Melilla a la situación sanitaria del coronavirus.
En respuesta a una pregunta sobre la posible apertura de las fronteras con las dos ciudades, el portavoz del Gobierno, Mustafa Baitas, se limitó a decir que la situación "en varios puntos fronterizos está vinculada a la situación epidemiológica".

El ministro añadió que el Ejecutivo sigue la evolución de la pandemia e informará si hay nuevas orientaciones.

Las aduanas del Tarajal de Ceuta y la de Beni Enzar en Melilla llevan cerradas desde el 13 de marzo del 2020 como consecuencia de la crisis sanitaria, que provocó que los Gobiernos de ambos países optaran por no permitir el paso de vehículos y personas como medida de prevención contra la covid-19.

El cierre de estas fronteras ha perjudicado a cientos de marroquíes que las cruzaban a diario para trabajar en las dos ciudades.

La frontera terrestre de Guerguerat, controlada por Marruecos entre el Sahara Occidental y Mauritania, sí está abierta para pasajeros, pero solo para los que salen desde la aduana marroquí, no para los que entran desde territorio mauritano.

Tras un cierre fronterizo general de más de dos meses por la variante ómicron, Marruecos abrió el pasado 7 de febrero sus vuelos internacionales, pero mantiene aún cerradas las líneas marítimas para pasajeros.

Marruecos defiende que el cierre de las fronteras con Ceuta y Melilla se debe a razones sanitarias