Horasur
Horasur

¿Hasta qué punto están en peligro las semillas de cultivo?

¿Hasta qué punto están en peligro las semillas de cultivo?

La evolución ha dado lugar a una variedad de semillas inmensa, dependiendo del lugar de procedencia, después de haberse adaptado a su entorno, lo que al principio era la misma planta puede haber variado considerablemente

Existe gran cantidad de semillas en el mundo entero, variando el tipo de de semillas según la parte del planeta de la que se hable. Estas han ido evolucionando a lo largo del tiempo, adaptándose a condiciones climáticas de toda clase, y a las características naturales de su entorno. De este modo, han podido continuar reproduciéndose.

Pero desafortunadamente, las semillas están en situación de peligro en la actualidad, ya que se ha podido documentar la extinción de numerosas variedades, a causa de los problemas medioambientales que han aumentado a lo largo de los últimos tiempos, tales como la contaminación.

La Bóveda del fin del mundo, en Noruega, trata de proteger especies de semillas de cultivo

Estos problemas de tipo medioambiental ponen en peligro la supervivencia de las semillas, y dejan entrever la posible desaparición absoluta de muchas de ellas. Por ello, en la región de Svalbard, en Noruega, está el almacén de semillas más grande de todo el planeta, ubicado en una grandísima despensa subterránea en la que se recogen semillas de cultivo del mundo entero.

La principal función de este almacén es proteger la biodiversidad de las especies de cultivo que sirven de alimento, ante el caso hipotético de una catástrofe mundial. Este Banco Mundial es conocido popularmente como la Bóveda del fin del mundo.

Las medidas tomadas por este banco permiten evitar la extinción de gran cantidad de semillas. De todos modos, en el mundo existen numerosísimos tipos de semillas distintas, con lo cual, para poder analizarlas con mayor facilidad, hay que distinguirlas según sus diferentes objetivos.

Se puede por ejemplo diferenciar si se trata de semillas destinadas a la producción de un extenso cultivo, y con una gran producción, o un cultivo más reducido y especializado. También si dan lugar a plantas ornamentales, o plantas para ser alimento. Estas son tan solo algunas de las distinciones que pueden hacerse.

¿Cuáles son las variedades de semillas más cultivadas?

Entre las semillas que más se cultivan a lo largo y ancho del planeta, se encuentran las semillas productoras de cereales. Hay que tener en cuenta que los cereales han sido, a lo largo de la historia, el alimento más consumido por los seres humanos, ya que su cultivo puede satisfacer la fuerte demanda de alimentos presentada por la población. Dentro de esta variante, las semillas más importantes son las de arroz, el trigo y el maíz, ya que suponen la mayor parte de la producción de cereales de todo el mundo. Es importante destacar también la importancia del centeno, la cebada y la avena.

Por otro lado están las plantas medicinales. Cabe resaltar aquí el papel de las semillas autoflorecientes de marihuana, ya que el cannabis ha sido todo un referente entre las plantas medicinales a lo largo de los últimos años, con una creciente popularidad en todo el mundo.

Las semillas Vanilla Kush destacan entre las distintas variedades del cannabis. Estas se originaron al cruzar distintas variedades de la región Chamira con otras de origen afgano. La producción de estas plantas se encuentra en auge debido a la legalización de su uso como terapia en distintos países del mundo, ya que su eficacia para paliar el dolor ante enfermedades como el cáncer o la fibromialgia ya ha quedado demostrada, del mismo modo se está estudiando los efectos de está sobre enfermedades como el alzhéimer.

También son muy cultivadas las semillas de plantas ornamentales, que son aquellas que suelen producir plantas o flores especialmente bonitas. No solo tienen funciones decorativas, sino que son fundamentales para atraer a insectos de toda clase y vida animal, lo cual contribuye a la polinización de las semillas.

Algunas de las principales son árboles, plantas trepadoras, helechos, plantas bulbosas o plantas acuáticas, entre muchas otras. Las especies que más se cultivan en los huertos y jardines son la lavanda, los girasoles y la equinácea, a causa de su capacidad decorativa y su atractivo para la población de abejas.

Las verduras y frutas son, junto con los cereales, parte fundamental de la alimentación básica de los seres humanos y de algunos animales. Este tipo de semillas han evolucionado sorprendentemente, gracias al cultivo y el cuidado de los humanos, pero también a causa de la creación y popularización de las semillas híbridas, que generan frutas y verduras nuevas.

Tal como se acaba de indicar, se pueden distinguir varios tipos de semillas. Las híbridas se obtienen del cruce de dos plantas. Por su parte, las semillas criollas son las plantas autóctonas que generan los frutos típicos de la zona, así como los que menos esfuerzos requieren para el cultivo (como todos los árboles frutales). Finalmente cabe destacar también las semillas baby, que se utilizan especialmente en hortalizas de hoja verde, a fin de que el vegetal no se desarrolle de manera completa, para conservar más dulces y tiernas sus hojas.

Si quieres más información sobre el cultivo de marihuana, puedes visitar el perfil social del growshop Eurogrow en Google+.

 

¿Hasta qué punto están en peligro las semillas de cultivo?
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad