VISITA MURALLAS MARINA DEL CARMEN
Imagen de la visita

NUEVOS DATOS HISTÓRICOS

El alcalde visita las catas arqueológicas de la Villa Sur

El alcalde visita las catas arqueológicas de la Villa Sur

El proyecto está inscrito en la Iniciativa Cooperación Social y Comunitaria, [email protected]+, orientada a trabajadores mayores de 30 años

El alcalde, José Ignacio Landaluce, acompañado de los delegados de Cultura,  Pilar Pintor, y de Fomento de Empleo, Diego de Salas, han visitado los trabajos arqueológicos que se están llevando a cabo en la Villa Sur, concretamente en Marina del Carmen y entorno del Hotel Cristina, con el objetivo de seguir documentando el recinto fortificado que se construyó en esa zona y sondear la posibilidad de su musealización.

El proyecto está inscrito en la Iniciativa Cooperación Social y Comunitaria, [email protected]+, orientada a trabajadores mayores de 30 años y está cofinanciado por el Fondo Social Europeo, a través del Programa Operativo FSE Andalucía 2014-2020. Éste tiene por objeto promover la creación de empleo en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía, fomentando la inserción laboral de personas desempleadas por parte de los ayuntamientos.

El alcalde se mostró satisfecho con la actuación, que consideró muy beneficiosa para la ciudad desde distintas perspectivas: “Se está creando empleo, se está documentando nuestro patrimonio, y estamos recuperando nuestra historia”, manifestó.

Landaluce conoció durante su visita los detalles de las catas que se están llevando a cabo, sus objetivos, y el alcance de los nuevos datos históricos que se están obteniendo, destacando que “la muralla es mucho más importante de lo que se pensaba y está dando nueva información que hace tambalearse algunos de los datos que se daban como ciertos, y es que hay claros indicios de que no todo es de época islámica, sino que hay una parte muy importante castellana”, explicó.

Por su parte, Pilar Pintor se refirió a la importancia de seguir trabajando en la recuperación de nuestro patrimonio y dijo que, después de los pasos tan  importantes que se han dado en años anteriores, “este es un proyecto cumbre que va a permitir documentar un recinto defensivo de mayor envergadura incluso que el que se encuentra en la Villa Norte”.

La delegada manifestó que este proyecto también representa en una buena oportunidad de seguir trabajando en algo que creemos que pronto puede ser realidad, y es la creación de un parque arqueológico en la Villa Sur, en el entorno del Hotel Cristina.

Diego de Salas explicó que en esta ocasión se han empleado a tres arqueólogos y diez operarios, dirigidos todos ellos por el arqueólogo municipal, Rafael Jiménez Camino, que se incorporaron a este proyecto el 1 de diciembre y que trabajarán en él por un periodo de seis meses. “Creemos que en este tiempo se van a cubrir todas las expectativas, con el apoyo e incentivos del plan de empleo que consideramos la mejor forma en que se pueden utilizar los fondos procedentes de Europa”, manifestó.

Datos de la actuación

Rafael Jiménez Camino señaló que en estos casi dos meses de trabajo se han abierto cuatro sondeos de grandes dimensiones,     que pretenden aclarar algunas dudas sobre el funcionamiento del sistema defensivo y su evolución, a la vez que se están obteniendo datos para la redacción posterior de un proyecto para su conservación y musealización.

Según explicó, los trabajos han puesto al descubierto que los elementos defensivos tienen una mayor envergadura de lo que se suponía, con unos muros de casi tres metros de altura y con unos lienzos en buen estado de conservación.

Igualmente se ha confirmado la existencia de una barbacana, con lo que posiblemente había una muralla principal y otras tres secundarias por delante, lo que configuraría un sistema defensivo muy completo que probablemente sea a consecuencia de un momento de gran tensión bélica en  la primera mitad del siglo XIV, en el que fue precisa una protección especial.

Igualmente se ha averiguado, a falta de constatar las cronologías, que los castellanos realizaron aquí una importante reforma. Así se ha elaborado una hipótesis evolutiva del sistema defensivo que estaría formada por tres fases: la primera en 1282-1285; una posible reparación de la fortificación en 1315-16; y una última reforma importante en época castellana (1344-1369).

El alcalde visita las catas arqueológicas de la Villa Sur
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad