biblioteca

IU se suma a UPyD en su denuncia por el estado de la biblioteca municipal

IU se suma a UPyD en su denuncia por el estado de la biblioteca municipal
El estado de la biblioteca municipal ha sido objeto de crítica por la formación UPyD, y a esta denuncia se ha sumado Izquierda Unida, quien a través de su concejal José Luis Alcántara, ha lamentado las barreras arquitectónicas del edificio, hecho que tampoco fue resuelto por la propia formación en sus años de gobierno al frente precisamente, de Cultura. Alcántara también ha denunciado humedades, o cables del aire acondicionado arrancados de las paredes, aunque la principal parte de la denuncia se centra en la accesibilidad del edificio. En este sentido, el concejal de la formación de izquierdas ha reconocido que es consciente de que en algunos casos, como el que estamos denunciando, la antigüedad del edificio hace dificultosa desde el punto de vista técnico y costoso desde el punto de vista económico la supresión de barreras para su adaptación, pero no es menos cierto que se podrían adoptar medidas que permitiesen paliar esta actual situación, acatando la normativa vigente, medidas que no se tomaron tampoco entre los años 2007 y 2011, con Inmaculada Nieto al frente de la delegación de Cultura. Cabe destacar que actualmente están a punto de finalizar las obras del nuevo Centro Documental, que albergará la biblioteca municipal de Algeciras en sustitución de la actual, en un edificio que IU y PSOE dejaron sin acabar en el pasado mandato y cuya obra ha sido retomada por el actual equipo de gobierno.

Una crítica recurrente

El estado de las bibliotecas viene siendo una crítica recurrente para todos los partidos políticos según la parte de la bancada que ocupen en cada mandato. Las críticas de IU en 2014 no difieren mucho de las realizadas por el PP en 20008 por ejemplo, cuando la entonces concejal popular, África Arellano, lamentaba la falta de aire acondicionado en las salas de la biblioteca. En 2009, la Asociación Andaluza de Bibliotecarios elaboraba un informe en el que Algeciras quedaba como la ciudad andaluza con menor número de metros cuadrados de bibliotecas, con siete metros por cada 1.000 habitantes, muy lejos de los 31 de Cádiz o los 28 de Granada. El entonces portavoz de la oposición, José Ignacio Landaluce, hablaba de “lamentable situación” en las bibliotecas, y lo achacaba a “la desmotivación y falta de creatividad” del entonces equipo de gobierno formado por PSOE e IU. La crítica más directa fue realizada por la edil Josefa Triviño, quien además de lamentar el estado de la biblioteca, instaba al entonces alcalde, Tomas Herrera, a construir un nuevo edificio. Fue en febrero de 2009, cuando la edil aseguró que la instalación «se ha quedado obsoleta en todos los sentidos», que los fondos bibliográficos son muy limitados y que la falta de espacio hace «imposible» aumentarlos. La concejal añadió que la infraestructura y los horarios resultan insuficientes para atender las demandas de los estudiantes en época de exámenes. La popular también denunció el estado de conservación del edificio y su falta de accesibilidad para las personas con discapacidad.

IU se suma a UPyD en su denuncia por el estado de la biblioteca municipal
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad