La afición se moviliza para Carranza mientras el equipo se va a Murcia

La afición se moviliza para Carranza mientras el equipo se va a Murcia
ALGECIRAS. - Intensa semana, otra más, la que afronta el Algeciras y toda su gente. La Copa del Rey y la liga, con uno de los duelos esperados, aparecen nuevamente sin tregua y los de Mere, como vienen demostrando, no renuncian a nada. Digerido el empate ante el Linares y saboreando la buena imagen de la primera parte, toca centrarse en el torneo del KO. El UCAM Murcia, exento en la primera ronda y con un día más de descanso, espera en la histórica Condomina. Será el miércoles a partir de las 20:30 horas y con arbitraje del valenciano Carlos Alberto Carbonell. “El equipo se vacía en cada encuentro y ahora toca la Copa”, apuntan desde el vestuario algecirista que, ni mucho menos, renuncian a vivir otro sueño copero. “Las victorias hacen que el cansancio sea menor”, señalan tanto Mere como Miguel Chamorro, si bien entienden que las plantillas de Segunda B, salvo excepciones, no están configuradas para este ritmo de domingo, miércoles. Habrá rotaciones, como ya ocurrió en Melilla, aunque habrá un efectivo menos. A la baja de Manzano se suma, por motivos laborales, la de Iván que fue uno de los destacados en la anterior eliminatoria. Christian Arco, Suso, Samuel, Mario, Joselu, Willy y alguno  más refrescarán el once inicial. La expedición parte el martes, tras la sesión de entreno, para descansar en la ciudad pimentonera y esperar la jornada del miércoles para intentar una nueva hombrada ante el cuadro universitario.

Entradas

Y mientras tanto la afición, que estará muy pendiente de lo que ocurra en tierras murcianas, también se prepara para acudir a Carranza. Una cita que es muy esperada no ya por lo deportivo, el Cádiz es muy favorito y está obligado a ganar habida cuenta de la abismal diferencia presupuestaria, sino por los gestos, no muy agradables, que en los últimos tiempos ha tenido la directiva amarilla, ojo que no la afición con la que se mantiene la rivalidad pero sólo deportiva, hacia la entidad de La Menacha. Pocos han olvidado el desplante de El Rosal del pasado año, y otros anteriores, cuando el club amarillo decidió jugar en el peor campo de la Ciudad Deportiva, en domingo de carnaval y a la nada futbolera hora de las 13:45. Al menos, y gracias a las gestiones internas, se ha conseguido que el precio de las entradas se abarate. Ya están en las oficinas del club los 500 boletos que se ponen a la venta, a 15 euros unidad, para los seguidores algeciristas que quieran acudir a la zona de preferencia. Y es que todos quieren disfrutar, especialmente, de la visita a un estadio que no sólo no ha sido clausurado tras la eliminatoria de ascenso ante el Bilbao B sino que, quizás, el equipo propietario del mismo pensó que no pisaría, en esta temporada, el conjunto rojiblanco. Ya se están organizando tanto viajes particulares como excursiones. La Peña La Bufanda, una vez más, acompañará al equipo. Tanto el miércoles como el jueves estarán en el Bar Los Arcos, en la Avenida Agua Marina, para todo aquel seguidor que quiera adquirir los billetes cuyo importe es de ocho euros, a los que se deben sumar los 15 para acceder al campo. La salida será a las nueve de la mañana del domingo, desde los puntos habituales. Asimismo, el club también está trabajando para que sus aficionados puedan viajar en las mejores condiciones. Desde las seis y media de la tarde y hasta las ocho y media se pueden adquirir la entradas, a partir del martes, y los billetes de bus, al mismo precio que los de la Bufanda (8 euros) para acompañar al equipo en una salida que, se quiera o no, se esperaba con muchas ganas, si bien se es consciente de lo complicado de sacar algo positivo del campo del principal favorito, otra vez, al ascenso de categoría.

La afición se moviliza para Carranza mientras el equipo se va a Murcia
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad