Final del partido. HORASUR
Final del partido. HORASUR

El Algeciras cae con honor ante una gran Real Sociedad B (2-1)

El Algeciras cae con honor ante una gran Real Sociedad B (2-1)

El Algeciras se quedó a la orilla de cumplir el sueño de ascender a Segunda División en un partido disputadísimo ante una Real Sociedad B que se impuso gracias a su calidad individual y su madurez, altísima, para lo que suele ser un equipo filial. No se descompuso en ningún momento ni perdió su estilo en los 120 minutos que duró la final.

Los rojiblancos entraron al campo bien plantados, aguatando las acometidas de un equipo que dominaba la posesión y el juego a su antojo, pero sin llegar a generar ocasiones claras de gol, hasta que apareció Lobete, un verdadero dolor de cabeza en toda la franja de ataque realista. Pisó área, recortó con soltura a Robin y su disparó se estrelló en el poste, estremeciendo al fondo cubierto de rojiblanco.

El ambiente era claramente algecirista, el color de la grada era un clamor, y en un arreón de varios centros seguidos empujadas por la grada, un cabezazo involutario de un defensa vasco puso el 0-1 en el 53, haciendo enloquecer a la parroquia algecirista. El sueño estaba más cerca.Pero sueño duró un suspiro. Los de Xabi Alonso lejos de ponerse nerviosos, siguieron haciendo su juego de toque, combinativo, con asociaciones por dentro, buscando los costados para abrir el campo, como un equipo que sabía lo que hacía en todo momento, y precisamente en una jugada por banda, un centro mal despejado por Figueras puso el 1-1 en el luminoso en el 63.

El partido siguió en ese alambre en el que nadie quería cometer errores, y la prorróga era inevitable. Ahi la Real supone imponer su control de posesión, sabiéndose ascendido con el empate, pero sería Álvaro Romero quién pudo elevar a los cielos la temporada del Algeciras. Un fallo, se dieron pocos, de toque de la Real se convirtió en un mano a mano para la gloria del pequeño delantero rojiblanco, su intentó de regate lo adivinó un Ayesa que estuvo muy seguro durante los 120 minutos.

El 105, al filo del descanso, sería el minuto de la sentencia. Un gran movimiento en el área de Karrikaburu, en el que se giró sobre si mismo, terminó en el que sería el definitivo 2-1. A partir de ahí, un larguero de Canillas y una petición de mano en el área del Algeciras, fueron los últimos fogones de un equipo que merece todos los honores ante un temporadón espectacular, que termina a la orilla del sueño, pero con un ilusionante futuro en la Primera RFEF.

El Algeciras cae con honor ante una gran Real Sociedad B (2-1)
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad