Un lance ofensivo del Colomer Dental Algeciras. // Foto: Archivo.
Un lance del encuentro entre el Colomer Dental Algeciras y el Colegio Maravillas Benalmádena. // Foto: José Setién.

COLOMER DENTAL ALGECIRAS 32-28 COLEGIO MARAVILLAS BENALMÁDENA

El Colomer Dental doblega al Colegio Maravillas y se alza al liderato

El Colomer Dental doblega al Colegio Maravillas y se alza al liderato

Pedro Saucedo y Juan Bermejo destacaron en un partido en el que Javier Martín sufrió una luxación en el hombro y se retiró en la segunda parte

ALGECIRAS.- El Colomer Dental Algeciras venció a su más parejo rival, Colegio Maravillas Benalmádena, en un encuentro en el que la presión y la intensidad caló hondo en la joven escuadra costasoleña y, por momentos, en los algecireños, los cuales fueron capaces de empequeñecer a su rival en tan solo dos parciales, pero, su falta de concentración, les hizo insuflarles aire en tan solo uno. Para los pupilos de Chano -al cien por cien de sus capacidades- no significó oponente el equipo malagueño, sin embargo, los de casa se distrajeron en minutos clave del primer y el segundo tiempo, en los que podrían haber maniatado al Colegio Maravillas.

El combinado local demostró ser un grupo compacto y sólido comandado por las directrices que desde el vértice central dicta Juan Bermejo de Francisco, quien llevó a la locura a sus defensores, los cuales ni a base de mixtas consiguieron dejar en fuera de juego al jugador madrileño. Por otro lado, el hasta esta jornada líder del Grupo B de la Segunda Nacional, el Colegio Maravillas Benalmádena, expuso sobre el parqué del Ciudad de Algeciras sus altas cualidades deportivas y sus carencias psicológicas, puesto que cuando pudieron hacerse con el mango de la sartén se desmoronaron por el ritmo que había adoptado la contienda. 

​Los de Chano fueron superiores a un rival que pudo causarles más de un problema, pero no fue capaz de ello.

El inicio del plantel algecireño no pudo ser mejor. Por mor de una seria defensa 6-0, hizo trizas cualquier intentona de ataque del equipo rival, quien, en los primeros diez minutos, por mérito del bisoño guardameta Chicón jalonado por sus seis defensores, solo consiguió hacer subir un tanto al luminoso. Si destacada era la manera de defender de los locales, su orden ofensivo no era para menos. Un Bermejo con ojos en todas las partes de la cancha, asistía a sus compañeros de una manera que hizo las mieles del público asistente. Solo anotó el de Madrid cuatro goles, pero de sus manos nacieron la mayoría de dianas conseguidas. 

Todo era color de rosas para los chicos de Sebastián García hasta que un cambio de ritmo incomprensible les hizo ceder el timón del encuentro a favor de su rival, quien, cuando se llegaba a los veinticinco minutos de juego, ya tenía a los locales la medida cogida. La falta de reacción a tiempo de los algecireños provocó que echaran por tierra la ventaja y dominio que atesoraban para, de esta guisa, marcharse a vestuarios venciendo por tres goles arriba, y con su rival más vivo que nunca. 

Pedro Saucedo y Jesús Lozano, los mejores junto con un omnipresente Juan Bermejo.

No eran del todo halagüeños los presagios que se cocían en la grada de cara a la segunda mitad. Los de Chano habían llevado a cabo dos parciales perfectos que les hacían mantenerse por encima en el marcador, gracias a esa ventaja conseguida. Sin embargo, se habían venido a menos y, a buen seguro, de haber durado cinco minutos más el primer tiempo, hubieran sido alcanzados en el luminoso. No fue así. Los algecireños volvieron a salir de la caseta con la quinta marcha puesta y, aunque su rival en esta ocasión sí materializaba las acciones de las que disfrutaba, no cedieron el dominio en el tablero.

Pedro Saucedo y un buen Jesús Lozano en segunda línea seguían anotando las ocasiones de las que disponían ante la atenta mirada de un Juan Bermejo omnipresente en todas las embestidas ofensivas de su equipo. La lesión de Javier Martín y su posterior marcha del parqué abocó a Chano a reorganizar un esquema que mantenía neutralizado a su rival en todo momento. Gozó de sus ocasiones el conjunto benalmadense para ponerse por arriba en el marcador, pero las marró, al igual que no aprovechó esos minutos en que sus rivales en el día de hoy circulaban por la pista con la tercera marcha puesta. Ellos, en cambio, transitaban en segunda.

A falta de cinco minutos, cuando los de casa lo estaban pasando peor en la pista, el trencillas expulsó a Samuel Rodríguez, dejando a los de García del Pino con un hombre menos en la cancha. Fue en ese momento, cuando el Colegio Maravillas se percató de que tenía el partido a tiro, pero fue precisamente este, un tiro, de Paco Romero, el que les haría desaparecer de sus cabezas cualquier posibilidad de puntuar en el feudo algecireño. De esta guisa, Romero ponía la guinda al pastel del que disfrutarían en casa. Este dulce en forma de dos puntos que los hace líderes, al menos, una semana. 

32 - Colomer Dental Algeciras: Gabriel Caballero (P); José Chicón (P); Alejandro Comino, 1; Juan Bermejo, 4; Juan Cruz, 5; Antonio Ledesma; Javier Martín, 2; Adrián Cobreros; Sufian Mohamed, 1; José Manuel López; Pedro Saucedo, 11; Jesús Lozano, 6; Paco Romero, 2; Samuel Rodríguez.

28 - Colegio Maravillas Benalmádena: José Pedrosa (P); Adam Ubago (P); Antonio Mínguez; José Moreno; Manuel Aguilar; Carlos Rueda; David Jiménez; Alberto Zaragoza, 5; Jiménez Abarca, 1; Jiménez Carrasco, 7; Ignacio García; Galdeano Bernardo; Guerrero Muñoz, 7; Castillo Fernández; Castillo Fernández, 8.

Árbitro: Carlos Vera Ávila y Alberto Vera Ávila (Comité Andaluz).

Marcador: 3-1, 6-3, 9-3, 11-4, 12-7, 13-10 (descanso); 16-14, 18-17, 21-19, 25-22, 28-25, 32-28.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de liga regular en la 2ª División Nacional masculina grupo B celebrado en el Pabellón de Deportes Ciudad de Algeciras ante un centenar de espectadores.  

El Colomer Dental doblega al Colegio Maravillas y se alza al liderato
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad