DSC_0156

El deporte base algecireño preocupado por las inspecciones laborales

El deporte base algecireño preocupado por las inspecciones laborales
ALGECIRAS. - La Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, trae de cabeza a los clubes de deporte base de la ciudad, y es que según la Disposición Adicional decimosexta, se establece lo que se denomina “regularización laboral de la actividad desarrollada en los clubes y entidades deportivas sin ánimo de lucro”. Esta Disposición obligará a regular la relación entre monitores, entrenadores y personal de los clubes, y su vinculación con ellos siempre que exista cualquier tipo de remuneración. A pesar que desde el gobierno ya se han articulado medidas para poder regular según que situaciones, la preocupación va en aumento debido a lo que entienden que es una evidente falta de información por parte de las administraciones. En principio, la Ley contempla la condicion del voluntariado, aunque para ello, los entrenadores y clubes deben disponer de sus facturas por dietas, desplazamientos y gastos derivados de su actividad. Para el cumplimiento de este mandato legal se constituyó en el primer trimestre de 2014 un grupo de trabajo compuesto por miembros del Consejo Superior de Deportes y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y Tesorería General de la Seguridad Social, que ha elaborado el documento denominado “Estudio sobre la actividad desarrollada en los clubes y entidades deportivas sin ánimo de lucro”. Dicho Estudio fue presentado por el CSD a las Comunidades Autónomas en la Conferencia Interterritorial para el Deporte en Madrid, el 30 de julio de 2014. Técnicamente, la medida contemplada, desarrollada y justificada en el Estudio consiste en “regularizar la relación laboral de los trabajadores de clubes y asociaciones deportivas sin ánimo de lucro mediante un contrato a tiempo parcial, en los casos que proceda”, con “el objetivo de proteger los derechos de los trabajadores -entrenadores, monitores, preparadores físicos  u otro personal- que no figuren en alta en la Seguridad Social, y por tanto, se ven privados de todo tipo de derechos, tanto laborales como de protección social”. Sólo en casos muy excepcionales y muy justificados se aceptarán los Acuerdos de Voluntariado. En la práctica se traduce en la novedosa obligación de afiliación a la Seguridad Social, con la correlativa obligación de abonar las correspondientes cotizaciones, tanto por parte de los clubes deportivos de base (en calidad de empresarios), como de sus deportistas, entrenadores, técnicos, masajistas, monitores, preparadores físicos, etc. (en calidad de trabajadores), no sólo en los casos en que la retribución sea igual o superior al salario mínimo interprofesional, sino también, y esto es lo grave e injusto, cuando exista el más mínimo pago. Entienden los clubes, en este caso el Club Balonmano Ciudad de Algeciras, que las entidades deportivas de base cumplen una función social, y que medidas de este tipo van en contra del desarrollo del deporte, "imprescindible para la existencia tanto de una juventud sana, como del deporte de élite o profesional". "Evidentemente, esta medida hará que aumente el número de afiliaciones a la Seguridad Social, de cara a una comparativa entre la situación heredada en 2011 en este sentido y la de 2015, pero igual de evidente será que se estará manipulando la realidad, a la vez que se estará provocando un perjuicio, en muchos casos, irreparable, como puede ser la de la desaparición por imposibilidad de afrontar los nuevos gastos por cuotas a la Seguridad Social, de los clubes deportivos de base", entienden desde el club algecireño. Entienden además, que medidas como la subida del IVA del 8 al 21% en el uso de instalaciones deportivas, la imposición de la licencia deportiva única, o la desaparición del canal público Teledeporte, atentan directamente contra la promoción y práctica del deporte de base. Sirva un ejemplo real: Un entrenador/monitor de un equipo de fútbol recibe de su club 250 euros al mes. A partir de ahora, el club tendrá que gastar otros 100 euros más para pagar su cotización a la Seguridad Social. Esto provoca dos soluciones: Que el club tenga que recortar los 100 euros de lo que le paga al entrenador, o que esos 100 euros se repercutan en los chicos y chicas que hacen deporte, es decir, en sus padres. "O que, excepcionalmente,  se admita por la inspección de la S.S. su condición de voluntario debiendo para ello aportar el entrenador facturas por dietas, desplazamientos, etc. y el club verse sometido a un estrictísimo control formal de justificación de dichos gastos, no exento de interpretaciones excesivas en contra", finalizan.

El deporte base algecireño preocupado por las inspecciones laborales
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad