La afición del Real Jaén en La Victoria. Foto: Horajaen.com
La afición del Real Jaén en La Victoria. Foto: Horajaen.com

ALGECIRAS C.F. - REAL JAÉN

Más díficil todavía

Más díficil todavía

El madridista Jesús Vallejo emparejó al Algeciras con el histórico Jaén. Duelo marcado por la figura de Quico Álvarez. La ida se jugará el domingo en el Nuevo Mirador a partir de las 19:00 horas.

Definitivamente el  Algeciras no tiene suerte en los sorteos. Tras el Hospitalet, ahora toca superar otra montaña elevada, nada menos que el Real Jaén. El campeón del Grupo IX que llega tras perder la primera eliminatoria contra otro histórico como El Ferrol.

El sorteo comenzó con un respetuoso minuto de silencio en memoria del futbolista utrerano, José Antonio Reyes y tras los emparejamientos de Segunda A, fue el capitán de la Sub-21, el madridista Jesús Vallejo, el que fue sacando bolas hasta que el sexto emparejamiento ofreció la bomba de la tarde. El Algeciras, como cuarto clasificado, salió el primero y cuando aún quedaban rivales como el Escobedo o el Portugalete, sacó la del cuadro de la Victoria. Un duelo de históricos que tiene, como nexo de unión, la figura del técnico fallecido hace ya varios años, Quico Álvarez, que ascendió con las dos entidades.

Parece que el cuadro de Fajardo está llamado a completar un camino lleno de los obstáculos más complicados de su historia e intentará jugar sus bazas ante otro rival cargado de presión y en un estado anímico, eso sí, más bajo que el de los rojiblancos.

La directiva que preside Ricardo Alfonso Álvarez, al que mandamos un cariñoso abrazo ya que ha fallecido su suegro y por ese motivo no pudo acudir al sorteo, ha optado por mantener la misma dinámica que en la primera eliminatoria y desde las dos de la tarde aproximadamente habrá actividades previas en la sede social de la entidad.

Algunas empresas, antes incluso de conocerse el rival, ya habían mostrado su intención de adquirir paquetes de entradas para regalarlas entre sus cliente o compromisos.

Lo que si parece seguro es que el santuario algecirista registrará un lleno total  el próximo domingo. La afición está entusiasmada y el rival, además, no necesita presentación.

Más díficil todavía