altAumzxXYy8cs_l4qdKi77oo_7_att2Y9S9VXD7TyrjYPB

Joselu y David Grande aspiran a un puesto clave para el objetivo del ascenso

Joselu y David Grande aspiran a un puesto clave para el objetivo del ascenso
ALGECIRAS. - El Algeciras saborea la victoria ante el eterno rival. Pese a ser amistoso ganar a la Balona siempre da un plus. Ahora el equipo de Mere espera rematar la faena el domingo y llevarse el trofeo de la Mancomunidad. A partir de las 20:00 horas, en el San Rafael de Los Barrios espera el San Roque. Curiosamente, los algeciristas también quieren acabar con una mala racha ante los rojillos a los que no han podido doblegar en los últimos años. Más allá de las pruebas veraniegas y de las lógicas reservas de la pretemporada se vislumbra que el problema del nueve, ese que el año pasado fue una losa con Alfaro muy sólo, parece estar resuelto. Joselu, que estuvo muy cerca de vestir la elástica Centenaria en el mercado de invierno y jugar en Segunda B, y David Grande pelearán por un puesto, aunque tampoco es descabellado pensar en que puedan componer una dupla temible, especialmente en el Mirador. En lo que coinciden los dos es en la competencia que será “buena para el equipo y para lograr el objetivo”. Joselu, tras su buen partido ante la Balona, explicó a Horasur que “todo fue increíble, sabíamos que no era un partido normal de pretemporada ya que los compañeros nos lo decían durante la semana”. El delantero, no obstante, alucinó “con el ambiente y eso que era verano”. Es consciente de la responsabilidad que tienen. Admite, como casi todos, que él tampoco pensó en el descenso de los rojiblancos. “Bueno ya pasó y ahora tenemos que lograr el ascenso ya lo sabemos”. El jugador aún saborea el triunfo ante el eterno rival. “No había jugado nunca un partido de verano así, pero al final es una prueba aunque obviamente gusta”. Admite que “el partido tuvo una intensidad impropia del verano y sirve para ver nuestra capacidad competitiva”, recordando además que en Tercera “no creo que tengamos muchos rivales así”. Respecto a la liga dice que está dispuesto a “trabajar duro” y espera hacerse con un puesto en la vanguardia algecirista. “Tenemos un buen grupo y esperemos que la gente pueda disfrutar este año”. El otro aspirante al nueve, será Mere quién decida, es David Grande. El delantero centro, que sufrió un claro penalti en la última jugada del partido y sufrió un golpe en la mano, también hizo referencia a lo vivido en el San Rafael. “Ya nos habían dicho los compañeros que un clásico siempre hay que ganarlo aunque sea amistoso”. En la primera parte estaba en el banquillo y admite que “cuando ves el ambiente y la gente sabes que hay algo más”. Por ello entiende que la victoria fue importante “sobre todo por la moral”. De cara a la temporada y su competencia con Joselu se lo toma bien. “Es bueno para el equipo y el objetivo es de todos”, alabando el grupo que ha encontrado. “Se ve que son gente sana, que llevan años jugando juntos y que a pesar de lo ocurrido ya sólo pensamos en ascender”. Una presión, dice Grande, que “existe pero que es bonita para el futbolista”.

Competitividad

El entrenador algecirista, Mere, valoró la victoria de su equipo ante el eterno rival. Con una media sonrisa admitió que el duelo de amistoso tuvo poco o nada. “Bueno al final pese a los momentos de tensión no ha pasado nada” se felicitaba. “Es cierto que fue un partido de mucho ritmo para ser verano, intenso y que fue bonito para el espectador”. Desde el bando al que defiende sabe que la victoria puede suponer también un impulso “para los indecisos”. Y es que Mere sabe que tiene un gran trabajo de psicología por delante. Recuperar el ánimo de los jugadores, parece que eso está ya casi solventado, y también el de la parroquia. Tarea algo más ardua y comprensible. “Bueno esto ayuda ya sabemos que son partidos con algo más”. Mere no pudo probar cosas típicas de un partido estival, pero por el contrario pudo ver el carácter competitivo de los suyos. “Si eso es lo positivo, la intensidad que hubo y la capacidad de competir ante un rival de superior categoría”. Salió más satisfecho de la primera parte “en la segunda no estuvimos bien”, aunque curiosamente tuvo varias ocasiones claras. “Ellos quizás merecieron el empate, pero también tuvimos claras opciones de marcar el segundo”. Sobre el San Roque y la final dijo que “tenemos todos los respetos por el rival pero queremos el trofeo”.
Joselu y David Grande aspiran a un puesto clave para el objetivo del ascenso