La Resaca: Reivindicación y realismo

La Resaca: Reivindicación y realismo

La Resaca: Reivindicación y realismo
ALGECIRAS. - El Algeciras ya es líder del Grupo X de Tercera División. Así que la resaca, obviamente, es más dulce si cabe que en semanas precedentes y eso que ya eran buenas, muy buenas, las sensaciones que desprendía la tropa de Mere. Por cierto, insistimos, precisamente uno de sus mejores momentos, en Las Cabezas en el arranque, acabó con, por ahora, la única derrota. El Gerena, que había acaparado la atención durante la semana, demostró mucho de lo bueno que tiene pero también lo malo. “Me ha molestado y por eso lo digo, me habría gustado que se hablase más de nosotros la semana, al final los jugadores son más importantes que los entrenadores”. Palabra de Mere, serio como siempre, en rueda de prensa. “No pasa nada, aunque somos el Algeciras y tenemos una historia muy importante y un escudo que defender, todo desde la humildad”. Mere sí coincidió con este plumilla en una apreciación. Hoy, con más sosiego, me mantengo y reafirmo. El Algeciras fue infinitamente mejor que su rival al que pudo golear. “Pensamos que sí, sólo fueron superiores 15 minutos en la primera parte”. Resaltó, el técnico la “humildad, casta, coraje, compromiso y honradez de estos futbolistas”. Por último, no menos relevante, valoró la respuesta de la afición “notamos un ambiente distinto, más gente, más ilusión y algunas sonrisas en las gradas, sabemos que tenemos que hacer muchas cosas para convencer a todos”. Precisamente esa es la pega, aunque todos lo saben. Gabri, el goleador, admitía que “nunca había jugado con un ambiente así y ya me han dicho que esto no es nada”, pero rápidamente dejaba claro que “tenemos que seguir, todos se extramotivan contra nosotros”. Si usted compañero de fatigas algecirista y seguidor de este rincón, enorme agradecimiento, sigue leyendo, no piense que la gente, en ese vestuario, no está contenta. Nada más lejos de la realidad, pero también saben la enorme y al mismo tiempo bendita condena, lo hemos escrito aquí ya, que supone vivir esta temporada en un club llamado a ascender sea como sea. Del partido, creo, ya está dicho y escrito todo o casi todo. Quizás sobró, en mi modesta opinión, lo de Romero, el entrenador visitante. “A nosotros nos ha perjudicado más la expulsión que a ellos”. Desde la grada, puede que tenga razón, desde el banquillo decir que un lateral no es lo mismo que un delantero es una “sobrada” de quién, ojo, tiene un gran mérito, pero quizás está construyendo un monstruo que le puede pasar factura en el futuro. ¿Sabe usted que eso obligó a Mere a poner a Melchor de lateral, perdiendo uno de los puntales ofensivos? o si se presume de un equipo coral, de bloque y demás ¿tanto importó la baja de Iván?. El Gerena pasa a ser rival directo de los rojiblancos, lo demostró con creces, pero no es menos cierto que tener el balón no es sinónimo de victoria ni hay que rendir pleitesía por ello. Es lo que tiene el olvidar que esto es un juego en el que deciden personas, 11, que están en el campo, por mucho que influya, que influye, lo que hace su entrenador. Mere, de momento, sigue con su discurso, su buen hacer y captando adeptos. El problema míster, nada más lejos de la realidad recomendar ni sugerir nada desde este rincón, es que sólo vale una cosa, y lo sabe mejor que nadie. Otros estarían de fiesta con lo ya conseguido. Mientras tanto el algecirismo celebró el liderato sin aspavientos. Es lo que toca. Claro que no está de más una dosis de reivindicación como hizo el entrenador ante los medios ya que estamos ante el mejor equipo del grupo, lo dicen los números y las sensaciones, pero sin perder la humildad ni la realidad. Aunque te ganen la posesión y no te pidan vídeos.

La Resaca: Reivindicación y realismo