Los jugadores algecireños celebran la clasificación para la eliminatoria previa a la fase de ascenso. // Foto: José Setién.
Los jugadores algecireños celebran la clasificación para la eliminatoria previa a la fase de ascenso. // Foto: José Setién.

B.M. TRIANA 24 - 28 COLOMER DENTAL ALGECIRAS

Sangre, sudor y lágrimas

Sangre, sudor y lágrimas

Los algecireños consiguieron la carambola de doblegar al todopoderoso líder de la competición para, de esta guisa, hacer valer la derrota del B.M. Mijas, a quien le roba la segunda plaza y el derecho a disputar los playoffs. Su rival, a doble partido, será el E.M. Carboneras

SEVILLA.- En torno a las tres de la tarde, el Colomer Dental Algeciras tornó en realidad lo que minutos antes del partido parecía una utopía. El conjunto algecireño venció al  B.M. Triana (24-28)     -primer equipo que lo hace esta temporada- y, diez minutos después de certificar su victoria, se hizo eco de las noticias que llegaban desde la localidad vecina de Dos Hermanas: Mijas había perdido. Esto fue el detonante de la fiesta que se vivió en el Pabellón Mar de Plata, de Sevilla. Los de Chano se habían hecho con la segunda plaza y con un billete para la eliminatoria previa a la fase de ascenso en la última jornada ante el más temido rival. Eso que en el argot taurino sería cortarle las dos orejas a un Miura en una tarde de viento. 

Sin presión y con sonrisas. De esta manera salieron a la pista los pupilos de Chano, quien, previamente, se encargó en el vestuario de aclarar que viajaban a Sevilla a jugar un partido más, sin posibilidades. ¡Qué vueltas da la vida! El trencillas del encuentro puso la vara de medir demasiado alta tras excluir a Javier Martín, sin previa amonestación, cuando aún se saludaban los jugadores sobre la pista. Un golpe en el aire, sin uso excesivo de fuerza, le supuso al Colomer arrancar los primeros compases del partido con un hombre menos sobre el parqué del Mar de Plata. No obstante, ello no fue óbice para que la escuadra algecireña comenzase a comerle el pastel a los del distrito de Triana. Gabriel Navarro empezaba por entonces a gestar lo que, a la postre del partido, supondría su mejor actuación esta liga regular.  

El cuadro local no logró hacerse con las riendas de la contienda. Los de casa atestiguaron durante la primera parte cómo los algecireños acertaban de cara a puerta con un organizado Bermejo y un certero Saucedo desde la línea de nueve metros. Con el paso de los minutos, el equipo sevillano comenzó a desinflarse y sufrió sendas lesiones en su formación. Fran y Antonio Varo se vieron obligados a abandonar la cancha, por lo que el partido empezó a tener una marcha menos por parte de Triana y, en cambio, un exceso de velocidad sin radar que lo evitase del Colomer. Hubo cinco minutos en los que los jóvenes sevillanos lograron reducir la diferencia a tan solo un gol. Sin embargo, no fueron capaces de frenar la tromba que les cayó en los diez siguientes y que elevó el resultado a seis de diferencia, al descanso. 

La sobresaliente actuación de Gabriel Navarro lo postula a la titularidad indiscutible ante Carboneras

De vuelta a la madera, el ritmo del partido se volvió algo más bronco. No obstante, en lo que al resultado concierne, la vida seguiría igual, para desgracia del plantel hispalense. Lo intentaba Triana con buenas basculaciones y haciendo uso de la artillería más pesada de la que podía disponer. Pero, sus intentonas no llegaban a buen puerto gracias al freno de Dris, de nuevo, convertido a baluarte defensivo de la plantilla de García del Pino. A partir de ahí, empezaron a sucederse, unos tras otros, encontronazos en la pista, derivados, en parte, de las decisiones de la pareja arbitral. Los árbitros veían discutidas todas y cada una de sus decisiones y comenzaron a aplicar el reglamento con menos transigencia. En medio de esto, tras una acción fortuita, Bermejo sufría una brecha en el lado izquierdo de la cara, la cual se saldó con cinco puntos de sutura. Los de fuera, con Bermejo vendado y la zamarra manchada de sangre, no perdían el pulso al partido, mientras su rival intentaba reorientar una búsqueda algo compleja.

Bermejo y Saucedo, goleadores del partido con siete y seis dianas, respectivamente. 

No falló en ataque. Tampoco lo hizo en defensa. La segunda línea defensiva algecireña supuso una garantía para Gabriel Navarro, que paró todo lo que a sus compañeros se les colaba por algún recóndito hueco. Con un impotente Triana y un conjunto algecireño más pendiente de lo que acontecía en Dos Hermanas que de lo que tenía lugar en el complejo Mar de Plata, en un partido ya solucionado a falta de cinco minutos. Los de Chano no mantuvieron el ritmo demoledor hasta el final y su rival aceptó que una mala tarde, la puede tener cualquiera. La primera derrota del líder, la victoría más importante de los de Algeciras, con sus ojos llorosos por la emoción de su gesta. El anverso y reverso de dos plantillas que son las dos clasificadas para la siguiente fase de una liga regular de nueve conjuntos. Primera parada en su afán de hacerse con el salvoconducto que les permita disputar la liguilla de ascenso. 

Ficha Técnica: 

B.M. Triana: Jiménez Ramos; Márquez; Valencia, 1; Caro Díaz, 9; Javier Mera; Fernando Ramos, 1; Larrondo; Álvarez, 6; González Mañero, 1; Martínez Ramos; Castellano; Ventura; Varo, 2; Perea, 3. 

Colomer Dental Algeciras: Comino Rey, 2; Juan Bermejo, 7; Juan Cruz, 2; Antonio Ledesma; Javier Martín, 1; Alejandro Ledesma, 2; Cobreros Ferrera, 1; Dris; Pedro Saucedo, 6; Jesús Lozano, 5; Paco Romero, 2; Morad Ahmed; Gabriel Caballero (P); José Ignacio Chicon (P). 

Árbitro: Cárceles Cárdenas y Reyes Álvarez (Comité Andaluz).

Marcador (5'): 1-3, 3-6, 5-8, 9-10, 9-11, 9-15; 12-18, 14-19, 17-23, 20-25, 21-26, 24-28.

Incidencias: Decimoctava jornada de liga regular en el Grupo B de la Segunda Nacional Masculina disputada en el Pabellón Mar de Plata ante medio centenar de espectadores. El encuentro comenzó con quince minutos de retraso, puesto que un cambio de última hora obligó a los conjuntos a cambiar la pista de celebración del encuentro.

Sangre, sudor y lágrimas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad