16387337_1239726076085211_7047890486301961786_n
Romero recibe, de manos de Martín Gil, su placa por los 100 partidos como algecirista.

RESACA DE LA VICTORIA ANTE LOS LEPEROS.

El sube y baja del fútbol

El sube y baja del fútbol

Lo dejó claro Guti tras la contundente victoria. “Ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos”. El Algeciras, no obstante, recupera la tranquilidad y sigue dispuesto a pelear por todo hasta el final.

Arrancamos nuestro Hyundai, por fin, para disfutar de sus comodidades, algo que hacemos siempre, pero en esta ocasión además con la tranquilidad del triunfo de los nuestros. Los fantasmas, así es el fútbol, parece que se espantan, hasta la próxima. Al lío.

         El entrenador del San Roque de Lepe dijo que su equipo fue superior a los nuestros. No estuvo acertado, aunque sí se puede compartir la explicación que quiso dar, pero no supo hacerlo. El 3-0, para el que no acudió al Mirador puede parecer un paseo. Nada más lejos de la realidad ya que el choque tuvo momentos. En esta ocasión, esos detalles tan importante siempre en este deporte, cayeron del lado rojiblanco. Pero al fin y al cabo eso es el fútbol y por ello desata pasiones. Marcó el Algeciras muy pronto, bueno para evitar el run-run, sin embargo no supo controlar el partido. “Tenemos jugadores muy rápidos a los que les cuesta frenar”, apuntó el mister y con razón.

       Luego llegó el penalti que el Centenario Gato Romero paró. Y también en la segunda parte pudo llegar el empate antes del 2-0. Contundencia ofensiva rojiblanca que con menos ocasiones que otros días, hubo algunas más, tuvo la efectividad que faltó durante el complejo tramo que ha atravesado. Sin ir más lejos, ante el otro San Roque creó más accione claras que ante los leperos. Pero es el sube y baja del fútbol. “Ni tan malos antes ni tan buenos ahora”, espetó Guti en una frase que se usa habitualmente y con parte de razón.

     Más allá de esas consideraciones y de otras que a buen seguro tendrán más lógica que la que expone aquí este plumilla que agradece, siempre y de corazón el seguimiento que hacen ustedes queridos lectores, para servidor hubo otros detalles positivos.

     El primero es que ante un rival de cierta entidad nuevamente hubo respuesta positiva. La intensidad no bajó nunca y un detalle relevante, así lo creo, es que la plantilla ha crecido en alternativas. Mané, además, está ya en forma y a la calidad, experiencia y jerarquía, está aportando muchas cosas de las llamadas intangibles. Esos factores que, aunque no se ven, hacen sumar cosas y puntos al grupo. Sumen aquí a Berlanga que no jugó pero aportó como el primero desde el banquillo.

      ¿Se han acabado todos los problemas? Sí, hasta la próxima derrota. Es lo que tiene el Algeciras cuando está en esta insufrible categoría. De momento, la ventaja con el quinto ha aumentado. Ahora mismo, como bien apuntó el entrenador local, hay que mirar hacia abajo. El duelo del sábado, ante el filial hispalense, puede ser casi determinante para asegurar la promoción y a partir de ahí veremos.

      El Betis B, que está en racha pero tampoco gana con mucha autoridad, parece con paso firme pero ahora mismo, el objetivo de los rojiblancos debe ser llegar a la Ciudad Deportiva Luis del Sol a seis puntos de los de Romero, si se puede a menos mejor, para intentar allí dar el zarpazo. Antes de todo ello está el duelo ante el otro filial de la capital andaluza que se ve de otra manera. Y es que las sensaciones de subida y bajada en el fútbol, probablemente injustas, son tan antiguas como el mismo deporte que tanto nos hace sufrir y disfrutar.

       El Hyundai aparcará en Sevilla, allí habrá, seguro, presencia de seguidores algeciristas. La Peña la Bufanda, como siempre, ha organizado su excursión, ha reconocido la trayectoria del Gato Romero, desde aquí felicidades por el Centenario, y se espera que el partido ante los blancos sea el punto de inflexión para intentar el asalto, hay tiempo, al primer puesto.

El sube y baja del fútbol
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad