Usuaria y trabajadora de Mejor en Compañia
Usuaria y trabajadora de Mejor en Compañia

La mayoría de los casi 900 usuarios de “Mejor en compañía” en San Roque pide su continuidad

La mayoría de los casi 900 usuarios de “Mejor en compañía” en San Roque pide su continuidad

La mayoría de las 873 personas beneficiarias del programa “Mejor en compañía”, que ha puesto en marcha la Delegación de Igualdad y Asuntos Sociales, ha valorado este servicio de forma muy positiva. De hecho, la práctica totalidad ha pedido que se mantenga de forma estable esta iniciativa municipal, que ha sido cofinanciada por la Fundación Cepsa y que incluía servicios de fisioterapia, peluquería, enfermería e integración social.El programa “Mejor en compañía” ofreció los siguientes servicios: fisioterapia, peluquería, enfermería e integración social. En cuanto a la fisioterapia, se prestó una asistencia continua y personalizada en el propio hogar. Además de asegurar el tratamiento, este programa facilita la convalecencia y una rápida recuperación.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha explicado que “debido a la pandemia, la soledad que padecen muchas de las personas mayores se ha acentuado aún más. En el caso del municipio de San Roque, hubo que suspender además hasta el pasado otoño los talleres de memoria, que eran una válvula de escape para un gran número de ellos”.

“Ante esta realidad -añadió el primer edil-, desde el Ayuntamiento nos planteamos poner en marcha un nuevo servicio con el que le hemos podido brindar atención y acompañamiento durante más de la mitad de este año 2021. Una vez concluido, la buena noticia es que la gran mayoría de las personas beneficiarias de este programa ha hecho una valoración muy positiva, lo que nos anima a repetir la experiencia de cara a 2022”.

La teniente de alcalde delegada de Igualdad y Asuntos Sociales, Mónica Córdoba, ha señalado por su parte que “el programa Mejor en Compañía ha sido uno más de los servicios dirigidos especialmente a personas mayores que hemos desarrollado durante 2021. Estoy muy satisfecha tanto del trabajo desarrollado por el personal que lo ha llevado adelante como por la gran valoración que han hecho las personas usuarias. Por eso tenemos la intención de retomarlo en 2022”.

“Quisiera -dijo la edil- hacer público mi agradecimiento a la Fundación Cepsa, porque ha participado en la financiación de este servicio. Este dinero ha sido fundamental para lograr este nivel de satisfacción entre las personas mayores usuarias del que ahora nos enorgullecemos”, concluyó.

El programa “Mejor en compañía” ha funcionado durante más de la mitad del año 2021. Para su desarrollo, Ayuntamiento y Fundación Cepsa suscribieron un convenio de colaboración por importe de 20.500 euros. Este servicio se ha prestado a lo largo y ancho del término municipal, incluyendo tanto la Ciudad como las barriadas.

Sus casi 900 usuarios y usuarias, debido a las especiales circunstancias vividas con la pandemia, han tenido que permanecer la mayor parte del tiempo dentro de sus domicilios. Además de satisfacer sus necesidades básicas de atención, con “Mejor en compañía” se buscaba frenar en lo posible el deterioro físico y mental que conlleva el envejecimiento. Como su nombre indica, también se ha intentado evitar el aislamiento y la soledad que sufren muchas personas mayores en su día a día, independientemente de la pandemia.

El programa “Mejor en compañía” ofreció los siguientes servicios: fisioterapia, peluquería, enfermería e integración social. En cuanto a la fisioterapia, se prestó una asistencia continua y personalizada en el propio hogar. Además de asegurar el tratamiento, este programa facilita la convalecencia y una rápida recuperación.

La fisioterapia domiciliaria es una de las modalidades más novedosas en el panorama sanitario en pacientes crónicos y encamados, y es muy demandada por los usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio con movilidad reducida y que no disponen de medios o de apoyo familiar para trasladarse a los centros de rehabilitación.

Respecto al servicio de peluquería, hay que recordar que alrededor del 75% de los usuarios y usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio presentan importantes limitaciones en su movilidad o, directamente, están encamadas de manera permanente. Como no pueden salir de sus casas, demandan reiteradamente cuidados de higiene personal que habitualmente se ofrecen en establecimientos públicos, especialmente de peluquería.

La peluquería domiciliaria, pues, no sólo es una cuestión estética que favorece la autoestima de las personas, sino sobre todo un servicio necesario para el mantenimiento de la higiene personal, especialmente en aquellas personas que viven solas y no cuentan con familiares.

Respecto al servicio de enfermería a domicilio, se ha planteado para beneficiar a personas con dificultades en la movilidad y escaso apoyo familiar. Cuando no reciben esta atención personal, su situación se agrava día a día, y el resultado final suele ser su hospitalización.

El servicio comenzó con la realización de un examen previo para identificar las necesidades, enfermedades y condición general de los pacientes, y continuó con prestaciones como controlar la temperatura, presión arterial, ritmo respiratorio, pulso y salud general del paciente.

En cuanto al servicio de integración social, su objetivo era tanto detectar las necesidades de los mayores para cubrirlas con los servicios y recursos existentes, como ofrecer acompañamiento y terapia ocupacional a las personas que viven solas y no cuentan con apoyo familiar. También, fomentar la implicación de los amigos y vecinos más cercanos en la atención a la persona mayor sola aislada, siempre en función de sus posibilidades de colaboración.

Hay que recordar que desde la Delegación de Igualdad y Asuntos Sociales se desarrollan otros proyectos y programas para la Tercera Edad del municipio. Así, funciona un servicio de catering para personas mayores con escasos recursos económicos; los Talleres para la Promoción de la Autonomía Personal y Prevención de las Dependencias (conocidos como “talleres de memoria”, con 280 participantes este curso); el Servicio de Ayuda a Domicilio, con más de 400 usuarios; las viviendas municipales en régimen de alquiler; el Centro de Día “Carteia”; o la Residencia Municipal de Mayores.

La mayoría de los casi 900 usuarios de “Mejor en compañía” en San Roque pide su continuidad
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad