Juan Andrés Gil
Juan Andrés Gil

Condenan a Juan Andrés Gil a un año y ocho meses de prisión por coacciones a un policía local

Condenan a Juan Andrés Gil a un año y ocho meses de prisión por coacciones a un policía local

El Juzgado de lo penal número 1 de Algeciras ha condenado al ex alcalde de Tarifa Juan Andrés Gil a un año ocho meses de prisión por un delito de coacciones y diez años de inhabilitación por un delito de prevaricación, tras protagonizar un incidente con un policía local en la Cabalgata de Reyes, según ha publicado hoy en primicia el periódico digital Tarifa Al Día.

 

Los hechos se produjeron en la Cabalgata de Reyes de 2015, cuando una patrulla de la Policía Local multó al entonces concejal Juan Antonio Santos por haber estacionado su vehículo en un lugar no autorizado por el paso de la Cabalgata, hecho después del cual, según la sentencia considera probado, el alcalde Juan Andrés Gil presionó a un agente y le coaccionó mediante la apertura de dos expedientes disciplinarios.

La sentencia recoge textualmente los hechos, indicando que "el 5 de enero de 2015 se celebraba en la localidad de Tarifa la Cabalgata de Reyes, y por tal motivo se habían acotado por la Policía Local algunas calles y prohibido el estacionamiento de vehículos. Sobre las 17.25 horas, dos agentes procedieron a sancionar por la correspondiente infracción de tráfico al vehículo Mercedes estacionado en una zona prohibida, tal como indicaba la señal circunstancial colocada al efecto, y sin estar dicho vehículo autorizado para dicho estacionamiento ni mediante tarjeta física ni mediante inclusión en la lista de vehículos autorizados que a tal efecto se registra por el Ayuntamiento".

"La multa se realizó por el agente 6056 a través de la PDA. Unos momentos después, los agentes 6056 y 6022 pasaron por la puerta del asilo de ancianos de Tarifa, donde se encontraron con el concejal de Turismo, Juan Antonio Santos, propietario del vehículo antes descrito, a quien el agente 6022 se dirigió para indicarle que su vehículo había sido sancionado por la infracción cometida. El concejal respondió al agente con amenazas/advertencias de represalias sobre la multa”.

"En este contexto, y pasados unos minutos, ambos agentes se encontraban en un bar en la calle Sancho IV con motivo de una reyerta que se había producido, en el cual se encontraba también el alcalde de Tarifa, hoy acusado, Juan Andrés Gil, quien requirió al agente 6022 que se acercara, preguntándole por el incidente con el concejal, comenzando Juan Andrés de forma cada vez más intimidante a exigirle que quitara la denuncia que si no se iba a enterar, diciéndole que él era la máxima autoridad y si no quitaba la multa lo iba a pasar muy mal. Ante la negativa del agente, el acusado le increpó para que abandonara el lugar hasta en tres ocasiones, negándose el agente, que decidió avisar al jefe de servicio para que acudiera al lugar a mediar en el incidente y esperando hasta su llegada".

"Las amenazas proferidas fueron cumplidas por el alcalde, que pese a ser consciente de la actuación correcta de ambos agentes y de la absoluta falta de soporte legal e injusticia de la actuación, con fecha 13 de enero de 2015 dictó dos Decretos, el 17/2015 y el 18/2015 por el que se iniciaron dos expedientes disciplinarios al agente 6022”, recoge la sentencia.

Juan Andrés Gi ya había sido condenado en 2016 a siete años de inhabilitación por un delito de prevaricación.

Condenan a Juan Andrés Gil a un año y ocho meses de prisión por coacciones a un policía local
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad