• 10:52
  • Domingo, 11 de Diciembre de 2016

ASSP HA PRESENTADO UNA MOCIÓN PARA SU DEBATE

Proponen al Pleno un debate sobre medidas y ayudas a las personas celíacas en la cesta de la compra

La celiaquía no está suficientemente normalizada y existe poca información y respaldos adecuados en la mayoría de los establecimientos hosteleros

Medidas para las personas con enfermedad celíaca
Medidas para las personas con enfermedad celíaca
Proponen al Pleno un debate sobre medidas y ayudas a las personas celíacas en la cesta de la compra

ALGECIRAS. - María José Jiménez Izquierdo, Portavoz de Algeciras, Sí Se Puede” hepresentado una moción para debatir en el próximo pleno, referente a las Medidas y Ayudas para las Personas Celiacas en la Cesta de la Compra.

Según diversos estudios elaborados por la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE), una de cada 150 personas en España es intolerante al gluten de trigo, la cebada o el centeno, condición que se conoce como Enfermedad Celíaca o celiaquía. Se trata de una atrofia de las vellosidades intestinales que impide la correcta absorción de los alimentos y los nutrientes, y resulta más frecuente en mujeres que en hombres y en niños que en adultos.

El único tratamiento para la celiaquía es consumir alimentos sin gluten, es decir, un consumo de alimentos sin gluten de por vida.

La celiaquía no está suficientemente normalizada y existe poca información y respaldos adecuados en la mayoría de los establecimientos hosteleros, lo que se traduce en una mayor dificultad para el acceso normalizado de las personas afectadas a las opciones habituales de ocio y turismo.

Sería muy necesaria la creación de una Red Sin Gluten, donde el Ayuntamiento de Algeciras colabore con la Asociación de Hostelería, la Escuela de hostelería de San Roque, las asociaciones de Celiacos con el objetivo de aglutinar establecimientos públicos y privados de restauración y hostelería con una oferta gastronómica libre de gluten, variada, segura y de calidad.

No obstante, resultaría necesario un apoyo decidido por parte de las administraciones que impulse la mejora de la calidad de vidas de las personas celíacas, así como un acceso informado y seguro a alimentos sin gluten de manera normalizada, lo que necesariamente requiere un apoyo económico por parte de las administraciones locales en el ámbito de sus competencias que compense las diferencias de precios con el fin de preservar el derecho a la salud.