• 12:33
  • Viernes, 09 de Diciembre de 2016

SEGUNDA NACIONAL | COLOMER DENTAL ALGECIRAS 34 – 32 B.M. NAZARENO

El Colomer sufre para vencer al Nazareno y dormirá líder

Los malos minutos finales de su adversario, decantaron la balanza a favor de los algecireños. Andrés Sarmiento, protagonista del encuentro por su labor en meta

Un lance del encuentro entre el Colomer y el Nazareno. // Foto: José Setién.
Un lance del encuentro entre el Colomer y el Nazareno. // Foto: José Setién.
El Colomer sufre para vencer al Nazareno y dormirá líder

ALGECIRAS.- El Colomer Dental Algeciras doblegó a su rival en un encuentro tenso, casi de infarto. La recta final del encuentro nombró vencedor a los algecireños en una contienda, que se les pudo escapar. Un Bermejo hoy más goleador que nunca lideró las labores ofensivas de su equipo, mientras Sarmiento -que debutaba hoy- se alzó protagonista del duelo con dos paradas que bien vale dos puntos.

Los pupilos de Chano fueron superiores a su rival durante el tercio final de la segunda mitad, sin embargo, tuvieron que lidiar a los nazarenos durante toda la primera parte, que acabó en empate. Los de Jesús Díaz aminoraron el ritmo y, pese a que el Colomer no supo sentenciar cuando pudo, pagaron caro su bajada de intensidad en las postrimerías del partido.

La primera mitad supuso un duelo al más fuerte. Una pelea en el barro de dos luchadores con el mismo peso y la misma altura. No obstante, con el paso de los minutos, el Colomer engordó, mientras su rival, pasaba a ser peso pluma. De esta guisa, los ataques de los algecireños que gozaban de acierto eran respondidos por las réplicas de sus enemigos, que defendía mejor que los locales y, para colmo de males, mostraban soltura en sus menesteres ofensivos. Bermejo de Francisco, como viene siendo habitual, sostuvo la batuta del ataque dirigiendo a sus dos buenos tenores Saucedo y Rodríguez Rivera.

Rodríguez Rivera y Saucedo, líderes del ataque junto a un goleador Bermejo, que anotó ocho dianas.

El problema radicó en que frente a la orquesta local, otra, cantaba más fuerte por momentos. Si los laterales de Chano fueron destacados tenores, en frente, la escuadra sevillana gozaba de notables contraltos como Alberto Rojas y Antonio Peñalver. De esta forma se argumentaba el resultado de tablas reflejado en el luminoso y se encaminaba el camino al vestuario con ambos equipos implorando un fallo de su adversario. Un gallo en algún solo que pudiera desprestigiar a sus divos. Y, para suerte de los de casa, su rival desafinaría.

Tras la reanudación, el Colomer tomó ventaja en la carrera, pero una pájara propició que García del Pino se viese obligado a poner orden en sesenta segundos que le concede un tiempo muerto. Lo que Chano no podría imaginar es que a raíz de ese parón Sansón perdió la melena y, con ella, la fuerza. Los sevillanos comenzaron a jugarse tiros de nueve metros que fallaban y fallaban, mientras los locales, sin ruido, iban maniantándolos. En ataque, cumplían y en defensa, la salida de Sarmiento por un desafortunado Chicón situó un muro de ladrillos sin enlucir, que, en ocasiones, tuvo agujeros.

Otro partido

La expulsión de Daniel Tornay con roja directa, postulaba el fin del encuentro. Sin embargo, fue el inicio de otro muy diferente. Con una tensión inusitada en los minutos previos. Los de Chano no supieron ser superiores en la pista y a falta de puntilla, su rival embistió a la desesperada. Tras echar por tierra la ventaja de cuatro goles de la que gozaba su rival, el Nazareno, de uno abajo en el marcador durante los tres últimos minutos, hizo gala de un corazón mucho más grande que su razón.

Fue entonces cuando los algecireños no aprovecharon su oportunidad para certificar la muerte de su adversario y serían estos los que tras la buena actuación en defensa y de su portero, tendrían la oportunidad de consumir los últimos treinta segundos que restaban. Las decisiones son simplemente eso, decisiones. Y en muchas ocasiones, son fallidas, como lo fue el atrevimiento de Rojas que, en lugar de alargar su ataque, se lo jugó de nueve metros sin causar peligro al arco de Sarmiento.

Con el inocuo lanzamiento de Alberto Rojas, al partido le restarían solo diez segundos que sí supo agotar el combinado local. Más le valía si quería atar esos dos puntos que, tras materializarse, les lleva a la cama esta noche con el liderato en el bolsillo. Mañana, puede que se les escape. Pero, mañana será otro día. 

 

Ficha técnica:

Colomer Dental Algeciras: Chicón (P); Sarmiento (P); Bermejo, 8; Juan Cruz, 3; Ledesma, 1; Adrián Cobreros, 1; José Manuel López; Saucedo, 8; Jesús Lozano, 4; Paco Romero, 1; Samuel Rodríguez, 6; Alejandro Comino; Domingo Luis, 2; Alejandro Macías; Aaron; Juan Marcos (P).

B.M. Nazareno: Ricardo Márquez (P); Alberto Rojas, 11; Jose Conde; José López; Daniel Tornay; Rafael López; José Álvarez; Antonio Peñalver, 4; Adrián Izquierdo, 1; Agustín Domínguez, 4; Domingo Díaz, 3; Antonio Sánchez, 2; Iván Angulo; Nuno Borges, 4; Pablo Angulo, 3. 

Marcador (5´): 2-3, 5-6, 10-10, 13-13, 16-15, 19-19; 22-22, 24-26, 27-27, 31-27, 31-31, 34-32.

Árbitro: Montaña Sola y Ramos Fernández (Comité Andaluz).

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de liga regular celebrado en el Pabellón Ciudad de Algeciras ante un centenar de espectadores.