• 16:57
  • Miércoles, 18 de Octubre de 2017

ALGECIRAS 1 AD CEUTA 0

Un Romero sublime deja el liderato en el Mirador

El Gato, tras un partido excelso, detiene un penalti a Willy, en el 95. El Ceuta domina pero no acierta. Ayala, tras un gran pase de Mané, marca el gol de la victoria

Romero justo en el momento en el que detiene el penalti lanzado por Willy. Foto: M.O.
Romero justo en el momento en el que detiene el penalti lanzado por Willy. Foto: M.O.
Un Romero sublime deja el liderato en el Mirador

El derbi del Estrecho tuvo un protagonista por encima del resto. No es nuevo, casi es de la casa y su nombre, otra vez como tantas otras y presumiblemente las que quedan, fue coreado al unísono por la grada. Jesús Romero Correa, el Gato, decidió que el liderato se quede en Algeciras. Durante los 94 minutos del partido logró evitar el tanto del Ceuta, que buscó y mereció, pero aún le quedaba la guinda. En el 95 le detuvo un penalti a Willy para volver loca a una afición que ya lo tenía en los altares y salir a hombros del santuario algecirista. Todo ello, como confesó Asían tras la victoria, pese a estar mermado y casi no salir en la segunda parte.

hyundai_25aniv_Conces_728x90

El titular de hoy es “San Romero”. Eso fue lo que dijo Juan Ramón Martínez, técnico caballa, tras acabar el choque y no le faltó razón. Dicho esto, el triunfo y la locura final, no debería esconder que los de Asián sufrieron, de lo lindo, ante un rival que le superó, especialmente en la primer mitad.

Los jugadores del Ceuta se marcharon cabizbajos al descanso. No era para menos, perdían por la mínima y en la última acción del primer acto, Albertito, tras una polémica en la grada y un par de minutos de juego detenido, casi marca el segundo. Con ese epílogo muchos pensarán que los de casa habían pasado por encima del conjunto caballa. Nada más lejos de la realidad ya que los primeros 45 minutos tuvieron un solo color. El negro de los de la ciudad autónoma.

El Ceuta fue mejor que su rival salvo en la definición. Asián ubicó a Mané junto a Ernesto en el eje y por fin el equipo tuvo una referencia arriba, Chico Díaz. Dio igual. Borja Romero y Sufian dominaron el partido y Adil movía a los centrales para que Chakir y Zafra entrasen por banda. Salas y Berlanga se multiplicaban, mientras Ernesto se dejaba el alma, ante su ex equipo, para tapar tanto espacio libre.

Los de Juan Ramón siempre llegaban antes a los balones divididos y su presión asfixiaba a los de casa. Avisó Borja Romero en el 17. Respondió Tano en el 18, ambos con disparos ajustados pero que no encontraron portería, y la siguiente del ex algecirista acabó en el palo del arco del Gato. Aún hubo otra mejor para la visita. Alfons, tras otro robo en la salida, estaba sólo a escasos metros de Romero y en el centro del área, su remate fue a dar en el sevillano. Aún tuvo Chakir el tanto que adelantase a su equipo, que era mejor, tras una jugada de Zafra. El remate del norteafricano lo sacó el siempre salvador algecirista. Era el minuto 32 y lo mejor para los del Mirador era, de largo, el marcador.

Y fue entonces cuando el axioma del fútbol apareció otra vez. El que perdona ya se sabe que lo paga. El Algeciras, con más corazón que ideas, tiene un futbolista único en la categoría. Mané, que estaba como el resto de su equipo, sacó el compás y donde la mayoría eligen mal, él dejó clavados a tres defensas con un pase que Ayala, perfecto en la definición, alojó en la red de Pablo Antón, para estallido de la grada. Hasta el final, el Ceuta quedó noqueado y casi se marchan con el segundo.

Ayala

Romero on fire

El segundo acto no fue de dominio tan claro, aunque sí de ocasiones, para los caballas. En el 53 Chakir, enorme su partido, ya avisó pero apareció el Gato. Seis más tarde Alfons, otra vez, chocó contra el muro sevillano. A partir de ahí, aunque el centro del campo seguía dominado por Sufian y Borja, ya no había tanta claridad. Anaya, que entró por Tano, permitió liberar algo más a Mané. Poco a poco el Algeciras fue jugando el partido que tocaba, si bien nunca estuvo cómodo. En defensa de los de casa, y eso lo apreció la sabia parroquia, hay que resaltar que no perdieron, nunca, la compostura. Los equipos campeones también son los que saben aguantar la tormenta sin perder los papeles.

El cansancio apareció pero los visitantes no cejaban. Hubo un período en el que no pasó gran cosa y eso convenía a los rojiblancos. En los 10 últimos minutos, los caballas se lanzaron con todo y ya les daba igual encajar el segundo. Chico Díaz, gran trabajo el suyo, pudo marcar en el 90 tras un córner de Mané. Previamente Adil no pudo con el Gato y Reina, recién entrada al campo, hizo que la grada corease el nombre de su portero que sacó una mano de no se sabe donde. Luego llegó el momento clave para un arquero que, además, había vomitado en el descanso y tuvo que ser infiltrado, menos mal…

Ficha técnica:

Algeciras C.F: Romero; Máiquez, Berlanga, Salas, Siles; Ayala (Ito, 81’), Ernesto, Mané, Alberto; Tano (Anaya, 63’) y Chico Díaz.

AD Ceuta FC: Pablo Antón; Segura (Reina, 79’), Dani Gallardo, Jaime (Perita, 70’), Víctor González; Borja Romero, Zafra, Sufian, Adil; Chakir y Alfons (Willy, 61’)

Goles: 1-0 Min.39. Ayala.

Árbitro: González Páez. (Sevilla). Amonestó a Alberto (41’), Anaya (64’). En los visitantes Jaime (43’), Sufian (45’)

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de liga en el Grupo X de Tercera División. Estadio Nuevo Mirador. Terreno de juego en irregulares condiciones. Unos 2.500 espectadores en las gradas, entre ellos unos 200 aficionados del equipo caballa.