Una de las asambleas convocadas por el Comité de Huelga de Acerinox - samuelfoto (6)
Una de las asambleas convocadas por el Comité de Huelga de Acerinox - samuelfoto (6)

La última propuesta de convenio de la empresa rompe la unidad sindical en Acerinox

La última propuesta de convenio de la empresa rompe la unidad sindical en Acerinox
CCOO, UGT, USO y Coordinadora piden la aprobación del acuerdo para finalizar la huelga, firmar el convenio y evitar los 500 despidos. ATA mantiene su rechazo a la propuesta y a que sea votada por la plantilla, calificando al resto de sindicatos de "corruptos" y "traidores"

Tras casi cinco meses de huelga y una sucesión de protestas, manifestaciones, cortes de carretera y diferentes sesiones de negociación con la empresa y la mediación de la Junta, el ultimátum de Acerinox sobre su última propuesta para mantener los cinco turnos y no acometer un ERE con unos 500 despidos ha terminado de dinamitar la pretendida unidad sindical en los representantes de los trabajadores de la factoría.

Aunque las tensiones entre los diferentes sindicatos han sido históricas y evidentes en la planta palmoneña, todos terminaron siguiendo la estela de la Asociación de Trabajadores de Acerinox (ATA) en la huelga impulsada a principios de este 2024 tras el anuncio de la empresa de imponer un nuevo modelo organizativo de su plantilla en cuanto a periodos de actividad y disponibilidad. El sindicato independiente, a pesar de no contar con la mayoría en el Comité de Empresa donde también están representados CCOO, UGT, USO y Coordinadora, sí se erigió como voz principal en el denominado Comité de Huelga, liderando la movilización y representación de los trabajadores. 

Sin embargo, tras la última propuesta presentada en la mesa de negociación por parte de la empresa, esa presunta unidad de acción de las diferentes centrales sindicales ha terminado saltando por los aires de forma definitiva.

La propuesta tiene como base la presentada el 13 de mayo por los mediadores del CARL de la Junta, que fue en su día rechazada por más de un 70% de los trabajadores cuando fue sometida al voto de la plantilla. Este modelo de convenio mantendría los cinco turnos garantizando evitar un expediente de regulación de empleo (ERE) que supondría el despido de unos 500 trabajadores.

El nuevo convenio colectivo se mantendría vigente hasta finales de 2027, contemplando varias medidas en lo económico como una subida salarial de hasta medio punto más no consolidable todos los años por encima del incremento salarial fijo; la referencia al IPC, además de una cláusula de contingencia; el incremento salarial neto sujeto a beneficios; y la prima de producción.

En cuanto a la organización de la plantilla, la propuesta contemplan un cierre por periodos a partir de 2025 con un sistema de vacaciones afectadas por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), subiendo a dos cierres anuales en 2026 y 2027. No obstante, sería de carácter con incrementos retributivos, durante meses concretos y con un máximo de llamamientos mensuales.

Tras esta propuesta, ACERINOX lanzó el ultimátum a su plantilla de aceptar estas medidas o, en caso contrario, verse afectados por el cambio a tres turnos (ya comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores), que conllevaría la aplicación de un ERE para reducir la plantilla con un medio centenar de despidos. 

Ante esta situación, la mayoría de los sindicatos CCOO, UGT, USO y Coordinadora se han mostrado de acuerdo en someter esta propuesta de nuevo a la votación de los trabajadores y, tras sendas asambleas informativas celebradas esta semana han solicitado a sus afiliados la aprobación del nuevo convenio con cinco turnos como mal menor para evitar esos despidos que conllevaría la reducción del modelo productivo a sólo tres turnos. 

Sin embargo, tal y como quedó demostrado en su asamblea celebrada ayer en el aparcamiento de la factoría, ATA mantiene su rechazo absoluto a la propuesta, de forma que ni siquiera se celebre la nueva votación al considerarla "insuficiente".

El líder del sindicato independiente y portavoz del comité de huelga, José Antonio Gómez Valencia, acusó ayer directamente al resto de sindicatos de "quitarse la máscara" y aceptar las pretensiones de la empresa para "cargarse la huelga". Gómez calificó de "trampa" el último encuentro entre Comité de Empresa y ACerinox con la mediación de la Junta ya que, según afirma, sólo debía abordarse el posible ERE con el modelo de tres turnos. Sin embargo, al terminar tratándose cuestiones sobre el ATA demandaba la intervención del Comité de Huelga. 

Durante la tensa asamblea de ATA, hubo fuertes críticas al resto de sindicalistas de la factoría, calificándolos como "corruptos", "traidores" y "perros", entre otros epítetos. Además de la advertencia de Gómez Valencia de mantener activa la huelga en solitario, incluso en el caso de tener que impedir la vuelta al trabajo del resto de la plantilla que se pronuncie a favor del convenio. 

La última propuesta de convenio de la empresa rompe la unidad sindical en Acerinox