• 05:21
  • Martes, 21 de Noviembre de 2017

CONTRATACIÓN DE DOS EDUCADORES

Conesa recupera los educadores en Saladillo y Piñera

La Junta de Gobierno aprueba la aportación municipal para contratar dos educadores más para la zona sur

Calle Jose Espronceda en el barrio del Saladillo
Calle Jose Espronceda en el barrio del Saladillo
Conesa recupera los educadores en Saladillo y Piñera

La Junta de Gobierno Local, reunida esta mañana bajo la presidencia del alcalde, José Ignacio Landaluce, ha aprobado la propuesta de aportación municipal para el programa de “Intervención en Zonas de Necesidades de Transformación Social” para el año 2017.

La teniente de alcalde delegada de Igualdad y Bienestar Social, Paula Conesa, ha explicado que se trata de una cantidad que complementa la subvención anual para la ZNTS que contempla la contratación de dos educadores que van a desarrollar su labor en el Saladillo y la Piñera. Ambos educadores reforzarán los equipos de Tratamiento y Familia y de Menores para trabajar en la integración de los beneficiarios. 

Conesa ha indicado que la subvención autonómica se sitúa en los 26.476,17 euros, a los que el Ayuntamiento suma otros 9.270,65 euros; permitiendo “unas contrataciones de algo más de cinco meses en los que se trabaja más intensamente con excelentes resultados”.

Landaluce ha resaltado la importancia de “la colaboración entre Administraciones para dar respuesta a las necesidades de la zona sur como en esta ocasión y como se pone de manifiesto a través de la Comisión ‘Algeciras Sur’ en la que tanto las instituciones como los agentes sociales y los representantes vecinales aúnan esfuerzos y coordinan su acción para optimizar los recursos y obtener mejores resultados”.

El PSOE puso fin a un trabajo social de 20 años

En el año 2003, con la llegada del PSOE a la alcaldía, la política de asuntos sociales en materia de educación de calle dió un giro radical a las acciones que se estuvieron realizando en Saladillo y Piñera desde 1986, a través de los Lugares de Encuentro y Acción Juvenil (LEAJ).

Isabel Beneroso, entonces delegada de Asuntos Sociales, decidió poner fin a esta labor social que llevaban a cabo cinco educadores de calle y animadores socioculturales, junto a una treintena de monitores deportivos, de actividades y de manualidades, y que trabajaba con mas de 500 jóvenes de la zona.

El desmantelamiento de este recurso municipal, supuso la eliminació de un club deportivo con secciones de fútbol, fútbol sala, baloncesto y voleibos, talleres de manualidades, teatro, y aulas de apoyo escolar.