• 19:53
  • Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

DESCANSO

Cómo elegir el colchón perfecto

Debido a las múltiples características y los diferentes materiales que poseen los colchones, encontrar el producto perfecto para el cliente puede ser un reto

Cama
Cama
Cómo elegir el colchón perfecto

La compra de un colchón es una situación que debemos “afrontar” alguna vez en nuestra vida, y cuando esto sucede, es mejor hacerlo con un resultado satisfactorio. No es tarea sencilla –hay una enorme cantidad de nuevos colchones y de diversos tipos- y no queremos equivocarnos en la elección de este, pues será un compañero que permanecerá a nuestro lado por mucho tiempo. Por lo que, ¿cómo puedo encontrar el colchón perfecto?

Probablemente la primera recomendación que leamos de los expertos es que no nos decantemos por los extremos. Que el colchón que elijamos posea una firmeza media, ni muy duro ni muy blando, y que a partir de ese balance sí nos decantemos por una opción u otra dependiendo de nuestros gustos, pero manteniéndonos en un término central.

Si no deseamos meternos en el mercado de las características –que es bastante extenso en la actualidad-, hay empresas que se han dedicado a la venta de un solo colchón de gran calidad, idea que ha sido acogida entre los clientes de manera positiva. Es el caso de la empresa española Marmota, la innovadora startup que inició su negocio monoproducto con un colchón que ofrece, con unas características equilibradas, una garantía de calidad a un precio no muy elevado, como podemos ver en el perfil descriptivo del colchón marmota en opinionescolchones.

Como esta empresa se encuentran otras en la actualidad con las que también podemos contar: la empresa francesa Tediber o la inglesa Eve Sleep son ejemplos de ellas. Sin embargo, las startups especializadas en un solo producto no son las únicas opciones. Si queremos buscar un colchón diseñado para nosotros mismos, hay múltiples opciones y ante todo, nuevas empresas que empiezan a diseñar colchones dirigidos a un público específico, como puede ser los atletas o la gente que padece mucho estrés.

 Finalmente, lo que también posee mucha importancia al elegir un nuevo colchón es, ya no solo las características sino el material del que está diseñado. Entre los materiales más reconocidos encontramos el clásico colchón de muelles, tradicionalmente adquirido por ser muy flexible (bueno para las personas con un alto peso), y disponer de una buena transpiración. Los colchones de látex, cuya transpiración es escasa –no recomendados para personas calurosas-, y que poseen una alta elasticidad, además de ser un material ecológico y renovable. Por último, aunque existen más materiales, mencionamos el colchón viscoelástico, que tanto se ha popularizado recientemente. Es un material que se había diseñado para el uso especializado de las personas con problemas de espalda y operaciones, pues tiene una gran capacidad de acogida para el cuerpo. Sin embargo, su uso se ha extendido y ahora se comercializa de manera general.

 Dependiendo del material por el que nos decantemos, podrá beneficiarnos o perjudicarnos según nuestra constitución o peculiaridades, como puedan ser el peso, la temperatura del usuario (si es caluroso al dormir), los problemas de espalda… En conclusión, es importante tener una previa información de nuestro perfil para saber qué productos nos resultarán más cómodos y saludables para ayudarnos a tener un mejor sueño.